domingo, 3 de febrero de 2013

Reseña: 'Besos de Murciélago' de Silvia Hervás

Título: Besos de Murciélago 
Autora: Silvia Hervás
Editorial: Montena
Premio: Finalista Premio Ellas Juvenil Romántica
Nº Páginas: 239
Formato: eBook 
ISBN: 9788415580096
Página oficial de la novela: Aquí
Leer el primer capítulo: Aquí

James, un chico de la alta sociedad inglesa, va a pasar las vacaciones de Navidad con los Graham, una familia de clase media americana. Kesley será la encargada de hacerle de anfitriona, pero la verdad es que no lo tendrá nada fácil: la personalidad excéntrica y sofisticada de James se desvelará muy pronto. Acostumbrado a un tipo de vida propio de las élites, no aprueba ni a los amigos, ni al hermano rasta, ni la comida, ni la forma de vestir de Kesley. James extiende periódicos para sentarse en el autobús, compra los alimentos más caros y exclusivos del supermercado, pide taxis cada día y humilla a Kelsey con sus comentarios impertinentes.

A pesar de las continuas peleas, de las ironías fuera de tono del inglés y de los cortes exasperados de Kelsey, la convivencia les forzará a establecer pactos y, poco a poco, el abismo que hay entre ellos se irá estrechando. Hasta que una noche, con unas copas de más y ante la sorpresa de Kelsey, James la besará con la excusa del muérdago navideño. 
Las vacaciones de Navidad van a suponer para Kelsey un absoluto martirio. Sus padres han decidido hospedar en su casa a un joven inglés, un estudiante de intercambio, y a ella le han adjudicado su cuidado, pese a la negativa y a las pocas ganas que tiene de servir de niñera a un completo desconocido. Así empieza 'Besos de Murciélago'.

Kelsey y sus padres esperan en el aeropuerto la llegada del chico con el que convivirán bajo el mismo techo durante todo un mes. Hasta ahí todo bien y normal pero... ¿qué ocurre cuando James aparece en escena y abre la boca? Pues que Kelsey descubre que su peor pesadilla sólo acaba de empezar y que la ley de Murphy juega en su contra. No podía haberle tocado un chico más repelente, excéntrico, arrogante, obsesionado con la limpieza, hipocondríaco y todos los adjetivos que se te puedan pasar por la cabeza con el mismo cariz. En resumen, sus vacaciones van a ser una tortura china, lenta y dolorosa. No sólo tiene que hacer de niñera de James a tiempo completo, sino que también va a tener que trabajar en no perder la cordura por culpa de aquel ser extraño que parece provenir de otro planeta.

Pero Kelsey no es la única que está sufriendo. James, un chico atractivo que presume constantemente de su belleza y que está acostumbrado a las comodidades y a que todo se lo pongan por delante sin mover un dedo, es obligado por sus padres a viajar a América e instalarse en la casa de una familia de clase media y, debido a su educación, actitud, personalidad y todos los adjetivos que he dicho anteriormente, sentirá que va a la guerra, pisando terreno desconocido y aterrador a cada paso. Todo le resultará desagradable y extraño, y su hipocondrismo empeorará más al tener que compartir espacio con Kelsey, una chica que le repugna y  le saca de quicio. Y ya si hablamos de su hermano, Marcus, la cosa se desata aún más. ¿Tener que convivir con un chico hippie con rastas en el pelo que no sabe lo que significa espacio personal? ¡NO! Para James eso ya es la gota que colma el vaso porque... ¡a saber la de piojos y criaturas que se creían extintas conviven en las raíces de ese cabello mugriento y grasiento! Eso sin contar las enfermedades y gérmenes a los que podría estar en riesgo por mantener contacto con personas cuya higiene personal, desde su punto de vista, no parece importarle mucho.

Un chico demasiado estrambótico ¿no? Aunque podemos entender su personalidad debido a la educación que ha recibido. Niño rico cuyos padres nunca están cerca, criado por sirvientes que están dispuestos a hacer su voluntad sin oponerse a nada. Ha sido criado entre algodones, con cero contacto con la sociedad inferior a su nivel de vida y por ello desconoce lo que significa el calor familiar, tener amigos y, sobre todo, vivir una vida normal, como la de Kelsey y su familia. Por eso, cosas tan normales y tradicionales, como ir al supermercado a hacer la compra y montarse en un autobús, para James es como lanzarse en paracaídas desde un avión sin haberse asegurado bien el arnés que lo sujeta.

–Perdone… –le dijo–, pero su hijo huele a materia orgánica sucia. Muy sucia.
–¿Qué? –preguntó la mujer, confundida.
–Excremento –aclaró, tapándose la nariz con los dedos–, desecho, caca, mierda. El niño huele a mierda, señora.
La mujer abrió los ojos, alarmada. Kelsey bajó la mirada y la clavó en el suelo, deseando que aquel autobús fuese como los coches de los Picapiedra, abiertos, para poder escapar de él.  

Por otro lado, Kelsey, chica normal y corriente, con carácter y un tanto inocente, que suele ir con ropa cómoda y poco arreglada, tendrá que tragarse todos los comentarios fuera de lugar, las críticas, las humillaciones y la histeria de James, y armarse de mucha paciencia para no darle una buena patada que lo envíe de regreso a Londres. Sus vacaciones serán un completo infierno teniendo a James pegado a ella como una lapa, pidiéndole que le saque una y otra vez de los 'apuros' y 'ataques' que sufre al enfrentarse a algo totalmente nuevo para él. Muchas situaciones rozarán la ridiculez y no podrás evitar reír a mandíbula batiente al ver cómo un chico tan egoísta, manipulador y seguro de sí mismo se ve reducido a un pequeño bebé tan inocente y asustadizo cuando se enfrenta a lo desconocido.

Y en esos momentos en los que James se muestra frágil y perdido es cuando Kelsey se ablanda y se acerca más a él. Al igual que James que, movido por su posesividad y sus temores, no se separará de ella, descubriendo que pese al odio y las ganas que tiene siempre de replicarle y hacerla salir de sus casillas no puede evitar sentir celos de Matt, aquel chico casi de su mismo nivel económico y social que tiene la mira puesta en Kelsey y que no dudará ni un momento en conseguir que sea su novia.

La relación entre los dos es muy divertida y se mantiene durante toda la novela. Comienzan con un odio profundo que irá evolucionando poco a poco, manteniendo los piques y las réplicas tan características en sus conversaciones diarias. Pero llegará un momento en el que descubrirán que su relación no es la típica de las comedias de Hollywood donde los personajes se odian al principio y luego cesan los insultos para dar paso al amor. No, ellos se quieren y el fundamento de su relación se basa en cómo son y cómo se complementan. En ningún momento James o Kelsey cambian su personalidad y costumbres para adaptarla al otro. No. Se quieren pero esos piques, enfrentamientos e insultos seguirán estando muy presentes aunque, esta vez, con una pincelada un tanto más cariñosa.

Lentamente, casi con miedo, acercó su mano hacia la de ella, rozó sus dedos, notó el tacto frío y finalmente supo que a esas alturas poco o nada podría negarle a Kelsey. Porque era lo más diferente a él y al mismo tiempo lo más cercano y bonito que jamás había tenido.  

El final me pareció un tanto abrupto, pero muy bonito y para nada común. Un cierre perfecto para una historia tan original y fuera de tópicos que logra atraparte y disfrutar con cada página.

Besos de Murciélago es una novela que rompe con los tópicos de la literatura juvenil romántica, con un cierre perfecto para una historia original, divertida y tierna, con unos diálogos muy ingeniosos y repletos de ironía. Una historia donde los personajes destacan por sus personalidades tan diversas y variopintas, demostrando que hasta el agua y el aceite pueden encontrar su punto de conexión y equilibro.
 photo Puntuacioacuten4_zps6f9e3544.png

5 comentarios :

  1. Me llama mucho la atención. Me encanta su portada y el título, pero todavía no me he hecho con él. Espero que no tarde en llegar a mi estantería.

    BESOTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el título es muy gracioso y la portada es muy bonita. Me gusta mucho el detalle de los pies de la chica sobre los del chico ^^

      Besos!!

      Eliminar
  2. Hola! Yo ya he leido este libro y en verdad me gusto mucho, comparto varias de tus opiniones...
    Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aqui, si quieres visita mi blog!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Amo este libro. Es tan tierno y todo. Ya me dieron ganas de volverlo a leer.

    ResponderEliminar
  4. Realmente me gustó el libro, me reí mucho con James y Kelsey aunque él podia llegar a ser un poco cruel. Un libro de lectura super rápido con personajes que me encantaron. Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Tus comentarios le dan vida al blog! Se agradece cualquier tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás.
El Spam queda totalmente prohibido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...