martes, 24 de mayo de 2016

Reseña: 'La Magia de las Pequeñas Cosas' de Estelle Laure



Título: La Magia de las Pequeñas Cosas
Autora: Estelle Laure
Editorial: Puck
Páginas: 256
ISBN: 978-84-96886-53-7

Hay cargas demasiado pesadas para una chica de diecisiete años. Hay situaciones que ninguna adolescente debería vivir. Hasta hace poco, Lucille era una chica como tú, con un luminoso futuro por delante. Ahora, de la noche a la mañana, el futuro se ha desmoronado: su padre está internado en un hospital mental, su madre lleva semanas sin dar señales de vida y Lucille, de repente, se encuentra haciéndose cargo no solo de sí misma sino también de la casa y de su hermana pequeña. ¿Cómo seguir adelante cuando tus padres te han dejado sola y las facturas se acumulan? ¿Cómo reconstruir un mundo que se desploma? ¿Cómo enamorarse cuando estás al borde del precipicio? ¿Es posible ser feliz en el peor de los tiempos? 
 photo Opinioacutenpersonal2_zps22a5d3b5.png 
Este libro me llamó principalmente la atención por su portada, tan colorida y bonita, así como por el título: La Magia de las Pequeñas Cosas. Pero no todo es cuestión de estética y tras leer su sinopsis acabé con muchas ganas de adentrarme en su lectura y descubrir cuáles son esas cosas pequeñas de la vida que pueden transformar el peor momento en el mejor de ellos.

Y así, La Magia de las Pequeñas Cosas nos presenta a Lucille, una chica de diecisiete años con una vida aparentemente normal, pero en realidad esconde mucho más de lo que una adolescente debería soportar. De la noche a la mañana Lucille se ve en la necesidad de mantener a su hermana pequeña, Wren, de buscar un trabajo para pagar todas las facturas que se le vienen encima y de evitar que los servicios sociales se enteren de que viven sin ningún adulto a su cargo pues, de llegar a enterarse, corre el peligro de que la separen de su hermana, y eso es algo que no está dispuesta a permitir. Todo comenzó el día en que su padre ingresó en una institución mental tras atacar a su madre, y ésta, deprimida y sin saber cómo enfrentar la situación, se marchó de casa con la excusa de tomarse dos semanas de vacaciones, dos semanas que acabaron convirtiéndose en algo permanente.
Sin embargo, dentro de ese caos que se le viene encima, Lucille descubrirá que siempre ocurren cosas buenas, que siempre hay personas dispuestas a ayudar y que de todo se sale, sólo hay que saber apreciar y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida...

La Magia de las Pequeñas Cosas es una novela que te hace reflexionar y que no podrás dejar de lado. Está marcada por situaciones y momentos, por muy pequeños que sean, que te dejan huella y te hacen pensar en esas cosas buenas de la vida, en que por mucho que se tuerzan las cosas siempre hay algo por lo que luchar y por lo que seguir adelante. En este caso, Lucille se siente perdida, su vida se ha desmoronado sin poder ponerle remedio y se ve obligada a buscar trabajo de lo que sea para sobrevivir y darle techo y comida a su hermana pequeña. Sigue con la idea de que será algo pasajero, que quizá su madre se ha tomado unos días más de descanso y está preocupándose por nada, pero no puede vivir del aire y tiene que apechugar con la realidad, con el ahora. Por suerte, para ello cuenta con buenos amigos como Eden y su hermano mellizo, Digby, del que lleva años perdidamente enamorada; y también cuenta con la ayuda de unos misteriosos ángeles de la guarda que cada cierto tiempo entran en su casa y abastecen la despensa de alimentos, de productos de higiene y de todo lo necesario para que Lucille no tenga que preocuparse más que de atender a su hermana y asistir a la escuela y al trabajo.

Lucille es un personaje que he adorado. Aunque al principio como es lógico siente que no podrá soportar la carga que se le viene encima, se endereza sin pensárselo dos veces y saca fuerzas de donde sea para luchar y proteger a su hermana. Es una chica fuerte y madura y con una capacidad de superación que he admirado. Con el tiempo irá descubriendo que pese a que la vida no es un camino de rosas, siempre hay luz al final del camino y personas en las que apoyarse y confiar, sobre todo cuando aquellas personas que por ley no deberían fallarte, como son los padres, son los primeros que no están ahí para luchar por ti y por tu bienestar. Ha sido muy bonito ver cómo Lucille y Wren reciben ayuda desinteresada de unos ángeles cuya identidad no descubriremos hasta el final de la novela. Son estos detalles los que sin duda alguna ayudan a ver la magia de las pequeñas cosas, tal y como nos dice el título de la novela.
Pero claro, dentro de esa pequeña magia, el drama sigue presente en la vida de Lucille y la pobre sufrirá una de cal y otra de arena: problemas y discusiones con Eden; dudas con Digby, que le envía señales contradictorias en cuanto a lo que siente por ella y, lo que es peor, teniendo una novia de toda la vida con la que planea ir a la universidad; el miedo al abandono que está comenzando a sufrir su hermana pequeña; la carga de trabajo; las mentiras de cara a vecinos, profesores del colegio y amigos... Una gran bola de nieve que le será imposible detener.
Wren, la hermana pequeña de Lucille, es una niña de cinco años adorable, dulce y tierna, con una inocencia que encandila, pero también bastante consciente de lo que ocurre a su alrededor aunque no lo diga en voz alta.

El romance entre Lu y Digby es un tanto peculiar, le da cierta ligereza a la trama principal y me ha gustado ver la evolución de la amistad de ambos al fluir de los sentimientos por parte de Digby, ya que los de Lu han estado ahí siempre, pero no hay relación en sí, son más que nada emociones entre líneas y algún que otro acercamiento inocente. No sucede nada de forma intensa ya que lo importante en esta historia es la encrucijada de Lucille en cuanto a tener que llevar una casa por sí sola mientras estudia, trabaja, cuida de su hermana y evita que la gente se entere de su situación. Es una historia de evolución, de madurez y de superación donde Lucille, con la ayuda de sus amigos y de sus ángeles de la guarda, lucha día tras día por sobrevivir y ser feliz con lo que le han dado, una felicidad que quizá no sea fácil de alcanzar pero con la confianza y la gente adecuada a tu alrededor siempre es posible.

El final me ha sabido a poco. Me ha dejado con muchas ganas de más, pero he leído que la autora está trabajando en una segunda parte, así que espero con ganas que en ella se cierren algunas cositas que han quedado medio abiertas y que merecen un final más cerrado.

En resumen, 'La Magia de las Pequeñas Cosas' es una historia preciosa de superación y de saber apreciar lo bueno que ofrece la vida cuando todo lo demás está del revés. Con una protagonista fuerte y luchadora y con secundarios que brillan con luz propia, esta novela te hace reflexionar y creer en la esperanza de algo mejor, en la promesa de que todo saldrá bien y que no hay nada de lo que no se pueda salir si se mantienen las ganas, la ilusión y la convicción de que la magia existe y se compone de la bondad de las personas que te rodean.
 photo Puntuacioacuten4_zps6f9e3544.png
- Gracias a la editorial por el ejemplar -

5 comentarios :

  1. Es la primera reseña que leo de este libro y veo que está bastante bien, si tengo ocasión lo leería pero de momento tengo mucho por leer.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!

    mira que al principio no me llamaba mucho la atención este libro (a pesar de la portada, que me encanta), pero he ido leyendo reseñas y creo que algún día caerá.
    Este tipo de historias, un poco duras, reflexivas, emotivas, con una evolución de los protagonistas, me suelen gustar mucho, así que creo que lo disfrutaré.

    Besos!

    ResponderEliminar

¡Tus comentarios le dan vida al blog! Se agradece cualquier tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás.
El Spam queda totalmente prohibido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...