viernes, 26 de agosto de 2016

Reseña: Calendar Girl #2 de Audrey Carlan


Título: Calendar Girl: Abril, Mayo, Junio
Autora: Audrey Carlan
Editorial: Planeta
Tetralogía: Calendar Girl #2
Páginas: 496
ISBN: 9788408157427
Ya han pasado tres meses desde que Mia se embarcó en la aventura más increíble de su vida. Tres meses llenos de lujo, pasión y glamur... saltando de ciudad en ciudad. Tres meses desde que conoció a Wes.
Boston, Hawaii y Washington DC son sus próximos destinos, en los que, junto con Mason, Tai y el senador Shipley, Mia se adentrará en el mundo de las wags, conocerá el valor de la amistad y vivirá unas experiencias sexuales que la llevarán hasta límites insospechados.
Aunque Mia no puede olvidar a Wes, sabe que su viaje debe continuar. Pero algo le dice que sus caminos volverán a cruzarse...

Libros anteriores:
1. Calendar Girl: Enero, Febrero, Marzo

Siguiendo la línea de la primera parte de esta serie, Calendar Girl #2 nos vuelve a introducir en un mundo donde Mia cada vez se siente más a gusto. Se introdujo en el mundo de las escorts para saldar la gran deuda de juego de su padre, comatoso en una cama de hospital a raíz de la paliza que le dio su antiguo novio, y prestamista de su padre al incumplir el plan de pago, y con el que, evidentemente, las cosas no terminaron nada bien. En la primera parte vivimos junto a Mia los tres primeros meses en ese nuevo mundo de lujos, sexo y experiencias, y en los que comprobó que no era para nada como se lo había imaginado. Al contrario, ser una escort tiene sus ventajas, que no son pocas, y si Enero, Febrero y Marzo la ayudaron a madurar, a experimentar diferentes formas de ver el amor y a crear lazos y amistades que jamás creyó posibles; ahora, con Abril, Mayo y Junio, además de seguir disfrutando de nuevas sensaciones y formas de practicar sexo con los hombres más perfectos que ha podido crear la madre naturaleza, Mia aprenderá una dura lección: las apariencias engañan y no hay que juzgar a un libro por su portada o, mejor dicho, a un hombre por su percha y presencia de cara a los demás. No es oro todo lo que reluce...

El universo de Mia como escort no se reduce sólo al placer de estar con un hombre diferente cada mes y llegar al orgasmo de mil maneras posibles, y en este volumen se profundiza más y mejor en otros temas alejados del sexo, pero eso no quita que la novela esté a rebosar de escenas sexuales, que las hay, y cada cual más ardiente que la anterior. Sin embargo, en esta ocasión, las escenas subidas de tono no están protagonizadas por Mia y su respectivo cliente del mes, sino por Mia con viejas conquistas y cierto samoano del que hablaré más adelante. En esta novela la trama se centra algo más en mostrarnos que el trabajo de escort no se basa únicamente en ser la pareja, acompañante o musa de algún que otro apuesto y joven ricachón y famoso de las altas esferas, sino que también se ejercen funciones donde el sexo con el cliente no es opción posible y/o necesaria, y su misión se centra esta vez en asistir y ayudar al cliente en proyectar y lanzar su carrera o en favorecer el cierre de negocios pendientes.

Y así, en el mes de Abril conocemos a Mason Murphy, también conocido como Mase. Vive en Boston y es un reconocido jugador de béisbol profesional que quiere relanzar su carrera lejos de la mala imagen que se ha fabricado hasta el momento con tanta fiesta, alcohol y ligues de una noche. Por lo que la misión de Mia consistirá en hacerse pasar por su novia formal, aquella que le ha ayudado a sentar cabeza en todos los ámbitos de su vida. Mason es todo un hombretón con unos brazos de infarto, pero todo lo que tiene de atractivo y buenorro también lo tiene de capullo y salido, algo que Mia no soporta en los tíos, tachando así un posible revolcón con el chico de Abril.
Como personaje secundario en esta parte de la trama tenemos a Rachel, una mujer guapa, lista y algo tímida, que trabaja como representante y relaciones públicas del jugador, siendo idea suya la contratación de los servicios de Mia.
Tanto Mason como Rachel me han gustado mucho. Son dos personajes totalmente opuestos. Mason peca de boca facilona y pasión por las mujeres, pero en el fondo tiene su corazoncito y nos acabará enamorando; Rachel, por otro lado, pasa de ser una chica tímida y conformista a una mujer lanzada y directa que va en busca de lo que quiere y desea hasta conseguirlo. ¿Y esos cambios en ambos personajes? Gracias a Mia.

Y de Boston nos trasladamos a Hawái con el cliente de Mayo, Angelo D'Amico, un diseñador de ropas de baño para hombres y mujeres de verdad, con curvas y con una 42 como talla mínima. Angelo y su esposa creen que Mia es la modelo perfecta para su nueva campaña y no dudan en contratar sus servicios durante un mes. Y el primer día en las sesiones de fotos conocerá a su compañero de campaña: Tai, un samoano que es todo masa, músculo y tatuajes. El sexo con Tai será explosivo y adictivo; pero más allá de esa atracción sexual, Mia y Tai viven un mes marcado por la amistad, la familia y la cultura samoana. Mayo es el mes más activo sexualmente de lo leído hasta ahora, con escenas de pasión y locura muy subidas de tono; pero también será el mes en el que conocemos más profundamente a Maddy, la hermana de Mia, y a Gin, su mejor amiga. Ambas viajan a Hawái para pasar unos días con Mia y, en ese tiempo, viviremos más de cerca la relación tan especial y bonita que existe entre Mia y su hermana, y la amistad tan alocada y sin filtros que mantiene con Gin: una chica con un carácter muy marcado y que tiene como lema disfrutar de la vida y de los polvos que se le pongan por delante xD.

Por último pasamos a Junio con Warren Shipley, un madurito de cincuenta y muchos que se conserva muy bien y que requiere de los servicios de Mia para actuar como mujer florero frente a hombres de negocios para así poder cerrar un proyecto que requiere agilizar cauces burocráticos y legales. Por supuesto, la idea de actuar como mujer florero de un viejo pervertido es algo que a Mia le asquea sobremanera. Sin embargo, cuando Warren Shipley le explica cara a cara y con todo lujo de detalles su propósito y el motivo de usarla como mujer florero, Mia empieza a empatizar con la situación, y acepta con gusto fingir durante el mes entero.
Este mes también vendrá acompañado por secundarios como Aaron, el hijo de Warren Shipley y senador de California, un personaje todo porte y apariencia con un interior de lo más mezquino y desagradable; y Kathleen, la ama de llames del Sr. Warren, alguien muy importante para él y de lo más simpática, dulce y madraza para con Mia. También tenemos la aparición puntual de varios personajes del libro anterior que me ha hecho muchísima ilusión.

Con Calendar Girl #2 he vuelto a encontrarme con meses más llamativos que otros pero, en general, con escenarios que crean adicción. Además, que no todo se haya centrado en el sexo con sus clientes, aunque Mia haya buscado ese deseo en personajes secundarios o clientes de meses anteriores, es algo que valoro y que da más profundidad argumental. Con Aaron Shipley, el hijo del cliente de Junio, se han cumplido las ganas que tenía de que en esta saga se mostrara también la cara más turbia y los peligros de ser una escort y que no todo fuera alegría y vivir la vida loca con cero preocupaciones. De momento, con este personaje, Audrey Carlan lo ha conseguido, y espero que no sea ni la primera ni la última contrariedad que tenga que experimentar Mia. 
Con todo, Mia sigue disfrutando de todo lo que significa ser una escort y las ventajas que le ofrece su trabajo, tanto de cara a visitar nuevas ciudades, conocer y hacer buenos amigos, colaborar en obras de caridad y, sobre todo, hacer uso de sus dotes de celestina, lo más destacado de Abril y Junio. Este trabajo, lejos de ser pecaminoso y obsceno, se convierte para Mia en un puente hacia la búsqueda de su felicidad y su aprendizaje en la vida. Todos y cada uno de sus clientes le terminan por aportar algo que se lleva con cariño y amor una vez concluido el mes, al igual que ella siempre deja algo atrás con ellos. En estos seis meses Mia ha madurado y ha crecido como persona, experimentando diferentes formas de amar, de ayudar a los demás y de mostrarse tal cual es haciendo uso de sus encantos y habilidades para cumplir lo mejor posible con sus clientes, dentro del plano profesional, claro; el sentimental es caso aparte xD. Además, Wes, su chico de Enero, sigue presente en su mente y su corazón, y piensa que con él ha encontrado su "para siempre" (como Tai llama al amor de su vida). Sólo tiene que dejar pasar este año y regresar a sus brazos. ¿El problema? Que el año es muy largo y mientras tanto ambos siguen disfrutando con otras personas en la cama, con los consecuentes celos y malestares por no poder estar juntos hasta pasado un año, sobre todo por la cabezonería de Mia de pagar la deuda de su padre con dinero obtenido de su trabajo, y no de la limosna de Wes.

La pluma de la autora sigue siendo muy directa, amena y con mucha fluidez en las escenas de sexo. No llega a resultar burda pero sí tiene el toque adulto característico de este género y donde cada personaje le ofrece a Mia emociones límite. Cada hombre con el que se acuesta es capaz de ofrecer más y mejores experiencias y placeres tanto dentro como fuera de la cama.
En cuanto al bloque familiar, como ya comenté más arriba, el segundo mes de este libro aborda más profundamente la relación de Mia con su hermana y es algo que también he disfrutado, abriéndose así el abanico argumental hacia la situación sentimental de su hermana con su novio universitario y el estado de salud de su padre. Así que, de momento, el drama se centra en la vida familiar de Mia, en las esporádicas conversaciones telefónicas y mensajes con Wes y en cierto altercado en el mes de Junio.

En resumen, 'Calendar Girl #2' es una segunda parte que sabe mantener el nivel y el interés del lector como en los meses previos. Esta vez las vivencias de Mia se centran más en la amistad, la familia y el amor desde un punto de vista más profundo y menos cañalla y de libertinaje. El sexo claro que está presente y tendremos escenas muy subidas de tono, pero este volumen de la saga se caracteriza más por una evolución en Mia más personal y altruista, ayudando a sus clientes en planos alejados de los deseos de la carne.

- Gracias a la editorial por el ejemplar -

6 comentarios :

  1. ¡Hola! Estos libros no son para mí, pero menuda reseña que has hecho de completa y con muchos detalles^^. Me alegra que lo hayas disfrutado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento la estoy disfrutando mucho. ¡Gracias! ^^

      Eliminar
  2. El otro día descubrí esta Serie, sin duda es original la trama. La tendré en cuenta a futuro.
    Buena reseña con muchos detalles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía estos libros y definitivamente me encantó la trama y la propuesta narrativa que traen :) Los voy a tener en cuenta sin dudas! Tenés un blog divino asi que ya te sigo!! Nos leemos! Besos!!

    http://cocojetaimeblog.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias y bienvenida.

      ¡Nos leemos! ;)

      Eliminar

¡Tus comentarios le dan vida al blog! Se agradece cualquier tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás.
El Spam queda totalmente prohibido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...